La flor de la vida es la matriz geométrica de donde se genera toda la creación, su imagen es un mandala formado por 19 círculos perfectos entrelazados que forman lentes o pétalos. La matriz de la flor de la vida es la síntesis que contiene toda la geometría sagrada, de allí surgen los patrones geométricos que la naturaleza utiliza para crear todo lo que existe.